El valle del Salnés. Se divisan parte del ayuntamiento de Vilanova y la Illa de Arousa, con el incomparable marco de la ría de Arousa

Dentro de la nueva dimensión geográfica, social, cultural, económica y administrativa que han adquirido las comarcas en Galicia, O Salnés es, sin duda, una de las que presenta mayor tradición y arraigo, y por esa misma razón, también una mayor cohesión interna.

Situada en la costa norte de Pontevedra y dentro de un marco más general conocido como Rías Baixas, O Salnés abarca nueve municipios: Cambados, O Grove, A Illa de Arousa, Meaño, Meis, Ribadumia, Sanxenxo, Vilanova y Vilagarcía. Con una superficie de 265 km2 y una población que ronda los 110.000 habitantes, lo que la convierte en una de las comarcas de mayor densidad de Galicia.El mirador de Lobeira en Vilanova, no sofrece unas espectaculares vistas de la mayor partge de la comarca de O Salnés y de la Ría de Arousa.

Para acercarse a la realidad geográfica, histórica y turística de O Salnés hay que tener en cuenta dos elementos claves. Por un lado, el valle, y por otro, la Ría de Arousa. La conjunción de ambos se encuentra en la propia etimología de O Salnés, que tomó su nombre de las antiquísimas salinas existentes en la desembocadura del río Umia. Ya en un documento del Siglo VI, la Parroquial Sueva, se hace mención a la comarca saliniense.

El Valle de O Salnés se caracteriza por un relieve suave derivado de su proceso de formación, en el que el principal agente fue la acción erosionadora del río Umia.
 

Plantación y Bodega de vino Albariño.
O Salnés es la mayor llanura costera de Galicia y, por ello, también una de las más fértiles. En la comarca se produce el mejor vino blanco de España y uno de los más reconocidos del mundo, al albariño, y de ella parten cada día para los principales mercados del país lo más exquisito de su huerta: tomates, lechugas, judías, pimientos, kiwis... incluso flores.

 

Casa señorial en la laguna de Comboa (Vilagarcía). Foto gentileza de Quico Redondo.La Ría de Arousa, con sus 200 km2 de superficie, es, por su parte, la mayor de España. La Ría está íntimamente ligada al valle de O Salnés, pues casi todos los municipios de la comarca de O Salnés son los que forman la parte sur de la ría. Todos los municipios antes citados están bañados por el mar de la Ría de Arousa a excepción del municipio de Meis, el único que no tiene mar, pero también el que nos ofrece desde el monte Castrove unas impresionantes vistas de las rías de Arousa y Pontevedra y del valle del Salnés. Sanxenxo también tiene su dato curioso y es que su orilla norte está bañada por el mar de la Ría de Arousa y su orilla sur está bañada por el mar de la Ría de Pontevedra.
 

Playa de Silgar en Sanxenxo.Valle, río y ría ofrecen al viajero una sensacional variedad paisajística. Pasar de la montaña a la costa es cuestión de pocos minutos: a escasos kilómetros de espléndidos miradores, casi siempre acompañados de áreas de esparcimiento, se hallan una infinidad de playas, algunas de ellas justamente galardonadas con la bandera azul de la Unión Europea.

 

Calle de Cambados.Pero junto al paisaje rural hay otro, el urbano. Y también aquí O Salnés vuelve a ofrecer multitud de caras, del turístico Sanxenxo al señorial Cambados, de los marineros de O Grove, Vilanova y A Illa, a la cosmopolita Vilagarcía, pasando por el ambiente más rural de Meaño o Meis, el viajero tendrá la oportunidad de comprobar que O Salnés ofrece todo lo que uno desea para pasar unas vacaciones diferentes.


 

El río Umia a su paso por Baión (Vilanova).El paisaje apenas se ha visto alterado por la contaminación industrial, ya que como corresponde a una zona semirural o semiurbana, según como se mire, la mayoría de la población activa se distribuye entre los sectores primario, en el que destacan las actividades relacionadas con la pesca, el marisqueo, la huerta y el vino; y terciario, en el que las actividades ligadas al turismo, y derivada de éstas, la construcción, juega un papel predominante. El sector secundario se centra principalmente en las actividades directamente relacionadas con los otros dos, destacando las fábricas de conserva, envases, madera, materiales de construcción, astilleros y productos lácteos.
 

Monasterio de la Armenteira, situado en la falda del monte Castrove en Meis. El lunes de Pascua tiene lugar aqui una de las romerías más importantes del Salnés, la romería de las Cabezas.Los atractivos naturales de O Salnés determinan unas grandes posibilidades para el turismo rural, especialmente en los municipios del interior. La creciente demanda ha tenido su reflejo en un notable incremento de los alojamientos específicos para este tipo de turismo, la mayoría en pazos y casas solariegas. Unos alojamientos que se unen a los cerca de 200 hoteles, hostales y campings.

Y, desde luego, O Salnés no es sólo para el verano. Por su privilegiada posición, la comarca goza de un clima oceánico suave y húmedo con temperaturas medias anuales que rondan entre los 15 y los 20 grados centígrados, con mínimas de 10 entre diciembre y febrero y máximas de 30 durante el estío.

Campo de golf profesional en el monte Castrove (Meis).

Si a estos atractivos añadimos otros como el gastronómico, el festivo o el monumental, reunimos un panorama general muy atractivo incluso para el más exigente de los turistas.

Playa de Meloxo (O Grove)