Ribadumia

lariadearosa.com
ahora también en

Muiño do Con, en la ruta de los molinos.


El Concello de Ribadumia se sitúa en el centro geográfico de una extensa vega denominada Valle do Salnés. Este municipio está íntimamente ligado a la principal arteria fluvial de la comarca, el caudaloso río Umia, que riega y da vida a las fértiles riberas del municipio.
Su pequeño territorio (19'6 Km2) alberga a 4.300 habitantes repartidos en seis parroquias: Barrantes, Besomaño, Leiro, Lois, Ribadumia y Sisán, que forman municipio a partir del año 1835. El municipio está encuadrado geográfica, social y económicamente en la Comarca do Salnés. Ribadumia toma prestado del río Umia y de la voz latina "ripa", ribera, su topónimo, ribera del Umia, en clara alusión al lugar en que se encuentra asentado.

DESCRIPCIÓN GEOGRÁFICA

Vista parcial de término municipal de Ribadumia.Como todo el valle del Salnés, Ribadumia se caracteriza por la planitud del terreno, únicamente sobresalen dos áreas montañosas caracterizadas por suaves pendientes y escasa altitud (apenas 200 metros).
El clima de Ribadumia es oceánico-húmedo con un verano seco y caluroso. La temperatura media anual es de 15ºC, una de las más altas de Galicia y, la oscilación media no supera los 11ºC. En julio se superan los 20ºC de media y en el mes más frío, enero, no se desciende de los 9ºC. Las precipitaciones son muy abundantes y muestran una gran irregularidad a lo largo de todo el año, pero con una especial incidencia en los meses que van de octubre a marzo.
La red hidrográfica se organiza de forma jerarquizada en torno al río Umia, ya en su tramo bajo y próximo a su desembocadura en la ría de Arousa, que recorre de norte a oeste el territorio municipal. Los principales afluentes del Umia son el Cañón y San Martiño.
Uno de los aspectos más sobresalientes de Ribadumia es, sin duda, la riqueza y fertilidad de los suelos muy aptos para todo tipo de cultivos, en especial para el viñedo, donde destaca el Albariño, vino blanco que en los últimos años ha alcanzado fama y renombre dentro y fuera de nuestras fronteras por su fino aroma y afrutado sabor. Los cosecheros de esta variedad vitivinícola están encuadrados dentro de la Denominación de Origen Rías Baixas. También podemos citar el Espadeiro y el Caíño. Reconocida fama tiene también el vino Tinto de Barrantes, considerado como uno de los mejores tintos gallegos, siendo uno de los de mayor renombre dentro de los de tipo artesanal. Prueba de ello es la "Festa do viño tinto do Salnés", que es cita inexcusable el primer sábado de junio desde 1967.

CULTURA, MONUMENTOS Y TURISMO

Iglesia de San Clemente de Sisán.Ribadumia ofrece al turista una variada gama de pretextos para su visita. Destacan la belleza y sobriedad de sus iglesias románicas, entre las que cabe citar Santa María de Besomaño y Santo André de Barrantes, a las que se le añadieron portadas barrocas.
Otros ejemplos de iglesias de antigua planta románica, pero profundamente modificadas en el barroco, son San Juan de Leiro, Santa Baia de Ribadumia o San Clemente de Sisán.
En la arquitectura civil, los pazos nos recuerdan a los distintos y muy importantes linajes de la historia de Galicia. El Pazo de Barrantes, con sus muros de sillería de granito o el Pazo de Quinteiro da Cruz construido en el año 1.790, del que destacan dos hórreos de piedra de los siglos XVIII y XIX, uno de ellos de dieciséis pies; relojes de sol, dos cruceros, una pila bautismal del siglo XVI procedente de la iglesa parroquial de Lois y su amplio jardín habitado por especies exóticas y numerosos camelios, son los nobles legados de la historia. En el S. XX el conjunto se sometió a importantes obras de restauración, como por ejemplo la conversión de un cobertizo en bodega. En pleno corazón de las Rías Baixas, en la parroquia de Pazo Quinteiro da Cruz.Sisán, se encuentra el Pazo da Pedreira, del s. XVIII, claro ejemplo de la arquitectura típica gallega, y que estuvo ligado históricamente a los Mariño de Lobeira. También es de destacar el Pazo do Monte.

El municipio también muestra al visitante la belleza paisajística que el corazón del Salnés ofrece, dejándose llevar por la serenidad de sus tierras irrigadas con generosidad por el Umia.




Ruta de los Molinos.


La Ruta de los Molinos es uno de los lugares de ocio y recreo preferidos tanto por los vecinos del municipio como por los visitantes que se reciben a lo largo del año. La Ruta de los Molinos bordeando el río Rande o el de Batán, resultan ser un paseo único por lugares cargados de historia, paisaje, vegetación autóctona y diversidad de ecosistemas con riqueza de flora y fauna. Esta ruta desemboca, además, en una excelente playa fluvial.

 

FIESTAS

Son varias las fiestas del municipio. Además de las diferentes fiestas parroquiales, Ribadumia es conocida en toda Galicia por su popular "Festa do viño tinto do Salnés", La "Festa do Viño Tinto", se celebra en Barrantes  el primer fin de semana de junio.que tiene como lugar de celebración el Parque de Barrantes "A Carballeira" todos los años en el primer sábado de junio (su primera edición se remonta a 1967). En ella se reúnen un comité de catadores. Los premios se entregan en un multitudinario almuerzo donde manjares como el pulpo, las empanadas o la carne son regados con el afamado vino tinto de Barrantes. Estos caldos tintos fruto de la fermentación de la variedad espadeira fueron exaltados por numerosos escritores.
Cabe destacar, también la "Festa do Pan do Salnés", que se celebra en Ribadumia a principios de agosto. Es motivo de xuntanza alrededor de un producto tan cotidiano pero a la vez tan exquisito como es el pan. Ello da pie a que se recuperen en estas reuniones viejas tradiciones y costumbres, ya que se representa el proceso de elaboración del pan, poniendo en funcionamiento un auténtico molino de agua.
En estos hermosos parajes se celebra, además, una pequeña feria de muestras artesanales de productos relacionados con el pan.
Entre las romerías cabe citar la de Santa Marta de Ribadumia el 29 de julio y la de Santa Baia el 4 de octubre.
 

 Un poco de historia
 El escudo
 Mapa
 Ruta de los Molinos