A Pobra do Caramiñal

Un poco de historia

La cultura prehistórica está reflejada en las mámoas de la Cruz de Moldes y en Lesón. El legado celta se contempla en los castros de Postmarcos y Cabío. El puente romano de Miserela, sobre el río Pedras, puede tener vestigios de la "Per Loca Marítima", calzada que discurría por los pueblos del Barbanza comunicando centros de importancia minera. Durante los primeros siglos de la Edad Media sufrió las invasiones de normandos y suevos, al igual que otras entidades de la ría. La comarca pertenecía a la feligresía de Postmarcos, topónimo que designó durante varias centurias (incluida la Edad Media), la cornisa del Barbanza. Fue durante el siglo XV, cuando un pueblo de pescadores se independizó de dicha feligresía, creando la suya propia con el nombre de Santiago Apóstol. Esta nueva feligresía contó con el apoyo del cabildo compostelano, gobernando en su nombre un Deán. Así nació Santiago de la Puebla del Deán, que ejercía como jurisdicción civil y criminal del arzobispado de Compostela. Tenía dicho Deán un castillo en la villa, en el lugar aún conocido como Plaza del Castillo. En 1467, alcalde, regidor, vecinos y moradores, unidos a los Irmandiños (que luchaban contra el poder feudal), lo derribaron y a pesar de sus reclamaciones, el titular Diego de Muros no logró la restauración, pero si pudo pleitear contra las personas que se hubiesen apropiado de bienes de la fortaleza.

Ya en el siglo XVI un poblado próximo, «Caramiñal» (nombre derivado de la planta caramiña, muy abundante en esa época), fue elevado a la categoría de villa, por Gómez Pérez das Mariñas, en 1554. El señorío pasa más tarde entre otros a los Bolaños, a los marqueses de Parga, a los condes de Amarante y a los marqueses de Camarasa. Poseía su propia feligresía, la de Santa María la Antigua.

De los antiguos señoríos se conservan pazos como la Casa Grande (siglo XVI); Torre Bermúdez (s. XVI), actual museo Valle-Inclán, (que perteneció a antepasados del escritor y que se levantaba sobre la playa); la torre Xunqueiras (s. XV), la familia de los Xunqueiras fue una de las más poderosas de la comarca. El Edificio conserva trazas de la antigua fortaleza cuyo señorío sobre la Pobra le fue concedido por los Reyes Católicos a Esteban de Xunqueiras por su participación en la conquista de Granada.

En 1678 mantienen pleito los vecinos de la villa del Caramiñal y los de Puebla del Deán. El motivo era los deslindes de la zona de pesca.

Entendían los de Deán, que las redes de los primeros estaban en su zona, por lo cual las cortaron y quemaron. Esto motivó la división de la población: Deán, de sonatas, linajes y pazos; y Caramiñal, marinera y salazonera. Pero la historia les tenía reservada la unidad. La comarca estaba dividida en 3 jurisdicciones, pertenecientes en el año l800 a la provincia de Santiago: Santa María la Antigua del Caramiñal y Xobre pertenecían al señorío del marqués de Parga; Puebla del Deán y Lesón pertenecían al señorío del Deán de Santiago; y Postmarcos pertenecía al señorío del arzobispo de Santiago, pero la reestructuración poblacional del 6 de Octubre de 1822, fusionaría las dos primeras con el nombre de Puebla del Caramiñal, convirtiéndola en capital comarcal y teniendo audiencia pública hasta hace 200 años. El desarrollo y futuro de la Puebla del Caramiñal, estará marcado con la formación de uno de los barrios más antiguos de la comarca, el de «los catalanes», que se instalaron creando fábricas de salazón (de sardina), formando línea entre San Lázaro y Caramiñal. Este fue el gran impulso económico de esta comarca.

No podía faltar en esta reseña el Nazareno milagroso. En el siglo XV, el regidor del Deán, contraía una grave enfermedad que no tenía remedio. Pidió por su salud al Nazareno y, notando rápida mejoría, ya habiendo comprado hábito y caja para su entierro, no dudó, dado el milagro, en desfilar metido en su ataud tras la imagen de su benefactor por todo el pueblo. Aquí nació la procesión de los muertos en vida, "la procesión de las mortajas".

A finales del siglo XIX, las fábricas de conservas eran 9 y las de salazón 18. En el año 1925, todas las fábricas estaban cerradas a causa de la grave crisis por la que atravesaba la pesca de la sardina, al desaparecer de los caladeros. Esta crisis obliga a los marineros a emigrar a otras tierras y ya solamente en Pobra fueron cerca de 1.900 personas las que se ausentaron. La población del Ayuntamiento era en 1930 de 8.600 habitantes. Sabían leer y escribir 1.627 hombres y 1.741 mujeres. No sabían leer ni escribir 1.758 y 3092 respectivamente. Las fondas eran 7 y los molinos harineros 289. La capital tenía una población de 3.284 habitantes, de los cuales la mitad aproximadamente pertenecía a Deán. Tenía dos escuelas nacionales de niñas y niños. La Casa-Ayuntamiento estaba en Caramiñal y la Aduana en el puerto de Deán. Tenía 2 sociedades de recreo, cine y teatro. Como industria, un aserradero mecánico, varios astilleros, además de las conserveras y del tráfico portuario. Tenía especial importancia la industria de tejedores de lana del país, lienzo y estopa, que eran 6. Como comercio tenía cafés, confitería, farmacia, imprenta, hotel y fondas. Tenía casa de banca. Poseía electricidad y alcantarillado, desde 1925. Su presupuesto anual era de 95.000 pts.


Bibliografía:
HISTORIA Y VIDA DE LA RIA DE AROUSA de Manuel Fajardo Piñeiro.

 

 Un poco de historia
 El escudo
 Fotos de hoy
 Fotos de ayer