A Pobra do Caramiñal

lariadearosa.com
ahora también en


Tradicionalmente se asocia el nombre de Caramiñal a una planta arbustiva espinosa llamada "caramiña" o "caramiñeira", nombre vulgar de "corema Album", en el pasado, muy común en esta zona de la costa.


Playa de Cabío.A Pobra do Caramiñal pertenece a la provincia de A Coruña. Sus arenales y playas, los roquedos que se invaden suavemente en la línea de mar, su villa sacudida constantemente por la brisa marina, las huellas de ilustres personajes, pazos señoriales... configuran el paisaje. Al fondo, envolviéndolo todo, las altas cumbres del Barbanza, componen el escenario de A Pobra do Caramiñal. Un tradicional dinamismo económico y el atractivo paisaje lo han convertido en un importante centro conservero y punto de destino para el turismo veraniego. Su capital, villa hidalga marinera, dio nombre al que hoy pasa por ser uno de los más relevantes municipios del panorama económico gallego.

El término tiene las siguientes parroquias: Xobre, A Pobra do Caramiñal, Lesón y Muelle deportivo. Bandera azul de la U.E. Posmarcos, integradas en la Mancomunidad del Barbanza. Pertenece al Partido Judicial de Ribeira y con los otros municipios de la ría forman la Comarca septentrional de la ría de Arousa.

Actualmente tiene unos 10.500 habitantes. El 65% de la población total se asienta en la estrecha franja costera.

A Pobra do Caramiñal, junto con Boiro y Ribeira, hace de la Comarca de Arousa Norte uno de los ejes más dinámicos del litoral, a lo que contribuyó decididamente la vía rápida del Barbanza, que facilita la comunicación de los pueblos costeros y mejora su accesibilidad.

DESCRIPCION GEOGRÁFICA

A Pobra do Caramiñal, protegida por el Barbanza y bañada por la ría de Arousa.El municipio ocupa una pequeña superficie en la ladera meridional de la Serra do Barbanza. Su configuración geológica responde principalmente a la tectónica, que  modeló una sucesión de bloques levantados (las sierras) y hundidos (valles) que generaron una vigorosa morfología, modificada después por procesos erosivos. Al pie de los bloques serranos, se extiende una amplia plataforma litoral, cuyo perfil costero muestra una sucesión de playas, rasas marinas, ensenadas, bahías y promontorios. Esta es la zona más habitada, donde los escasos cultivos destinados al consumo familiar ocupan el 22% de la superficie.

Cascada en el río Pedrás, que nos deja gustosa un lugar para el baño.A sus espaldas se  levantan, entre otras, las moles graníticas de A Curotiña (368 metros) y  A Curota (498 metros), y el resto de las formaciones del Barbanza (650 metros), excelentes miradores naturales desde los que se obtienen las mejores perspectivas de las Rías Baixas. En este gran bloque montañoso se localiza la superficie forestal, que cubre el 64% del municipio, y de aquí parte el sistema fluvial presidido por el río Pedras que baja, acompañado de multitud de arroyos, salvando fuertes pendientes que originan, en algunos tramos de su curso alto y medio, un paisaje agreste de pequeñas cascadas.

Al mismo tiempo, el atractivo paisaje se acompaña de un clima local caracterizado por los persistentes vientos marinos del Este y Sureste, y la suavidad de las temperaturas a lo largo del año (12'1ºC de media). Mientras el mes de julio es el más caluroso, en los meses invernales y otoñales se recogen cerca del 70% de las precipitaciones anuales, en todo caso muy abundantes, aunque el verano sea seco.

 

 

CULTURA, MONUMENTOS Y TURISMO

Torre de un pazo en A Pobra.La oferta artística y monumental se encuadra en un sugestivo marco natural. Junto a las posibilidades de practicar numerosos deportes náuticos (remo, vela...), aparecen otras opciones relacionadas con la montaña: senderismo por las rutas de la Curota y Curotiña, ciclismo de montaña o, simplemente, la acampada al aire libre en la playa de Cabío.

 Además, a los numeros "cruceiros" y "petos de ánimas", se suman muestras interesantes de la arquitectura civil. En la villa, tenemos la "Casa Grande de Aguiar" (siglo XVI), y muy cerca, el "pazo do Couto" (siglo XVIII) que sobresale por la balaustrada con una gran  balconada de piedra. También, en la antigua Puebla del Deán está el "pazo de Bermúdez" (siglo XVI) cerca del puerto. Es  un elegante y sobrio edificio, decorado con elementos platerescos, y declarado Monumento Histórico-Artístico en 1976. En su interior se ubica el Museo Valle-Inclán (en honor a los años que vivió aquí el insigne escritor) y la Casa de Cultura, con sala de exposiciones, auditorio y biblioteca.


Homenaje de la ciudad a Valle Inclán, en la alameda.Sin salir de la villa hay que destacar la iglesia de Santiago do Deán, en la que los estilos románico, gótico, barroco y neoclásico se funden en una perfecta armonía. También merece la pena resaltar la iglesia de Santa María a Antigua; su fachada está adornada con una curiosa imaginería que acompaña a un viejo escudo de armas representando las más nobles familias de la Comarca.

Fuera de la villa, aún se pueden visitar el "pazo da Mercede" (Posmarcos), prácticamente en ruinas; y la "torre-fortaleza de Xunqueira" (Xobre). Es uno de los edificios más originales del municipio. Monumento Histórico-Artístico desde 1981, consta de varios cuerpos y un patio interior, además de un prominente torreón. La parte más antigua del edificio data del siglo XV, y a partir de entonces experimentó varias reformas.

Las playas del municipio son el atractivo principal de los turistas en la época estival.

Las playas de Lombiña-Cabío e Illa de Laxe son las que se han merecido la Bandera Azul de la Unión Europea en el año 2005.



FIESTAS

Entre las más sugerentes fiestas del costumbrismo local, hay que citar la conmemoración del "Divino Nazareno" en el mes de septiembre; en ella tiene lugar la popular "procesión de las mortajas", que data de la Alta Edad Media, por la que el ofrecido lleva en procesión su ataúd o es llevado por sus familiares.

Procesión de las mortajas, momento cumbre de las fiestas del Nazareno. El ofrecido es ayudado por amigos y familiares a portar su ofrenda, un ataúd.En ese mismo lugar y mes tiene lugar también la fiesta de "O Carme dos Pincheiros", y la fiesta de "O Carne dos Pincheiros".

En otro orden de cosas, se ha recuperado y cada vez cobra más adeptos, el "Curro del Barbanza" o el "Curro das Canizadas" en el mes de julio. Consiste en la captura, derribo, marcado y encierro de las reses salvajes que pueblan durante el año los montes del Barbanza. El evento se acompaña de una tradicional fiesta gastronómica.

La afición festiva de sus habitantes se hace extensiva a las citas deportivas y culturales, por eso existen asociaciones que trabajan para mantener vivo el espíritu tradicional y conservar y proteger el patrimonio histórico municipal; es el caso de la asociación cultural "A Miserela". También está el "Club Mascatiño da Pobra", fundado en 1992, y que responde a la creciente afición a las regatas de dornas a vela, o la "Peña cicloturista pueblense", que tiene una intensa actividad. También existe un club de remo y una sociedad de caza.

 

 Un poco de historia
 El escudo
 Fotos de hoy
 Fotos de ayer