Catoira

lariadearosa.com
ahora también en

En la margen izquierda del estuario del río Ulla, allí donde sus aguas se unen con las de la ría de Arousa, se sitúa el municipio de Catoira. La capital municipal dista 12 kilómetros de Vilagarcía, 32 de Pontevedra y 36 de Santiago de Compostela.

El Ayuntamiento tiene una extensión de 29 km2 y tiene cuatro parroquias: Abalo, Catoira, Dimo y Oeste.

El término municipal cuenta con una población de 3402 habitantes (2014).

DESCRIPCIÓN GEOGRÁFICA

El relieve, en general accidentado, está organizado por las estribaciones montañosas del Xiabre (641 metros), que sirve de límite meridional y oriental al municipio; desde esta línea de cumbres y en dirección Norte y Oeste, el descenso es brusco y con continuas rupturas de pendiente, hasta legar a la rectilínea e irregular plataforma costera, baja y llana, sobre la que se asienta el 90 por ciento de la población y la práctica totalidad de las actividades económicas del municipio.

Los principales ríos del municipio, Catoira y Freixeiro, tienen características comunes: nacen a los pies del monte Xiabre, y tras salvar fuertes desniveles, llegan a la plataforma costera, donde sus cauces se ensanchan antes de desembocar en la ría de Arousa.

El clima es oceánico, caracterizado por unas temperaturas invernales suaves (el mes más frío está por encima de los 9ºC) y un verano seco y cálido (julio 20'1ºC). Las precipitaciones anuales son copiosas y aunque están repartidas a lo largo de todo el año, existe un máximo marcado en el otoño y en el invierno.

El municipio está localizado en una de las áreas demográficas más dinámicas de Galicia, y prueba de ello es el continuo crecimiento que experimentó su población desde principios de siglo hasta 1981. En esta última década se invirtió la tendencia, de tal modo que la variación intercensal fue de un -2'11 por ciento, debido sobre todo, al descenso de las tasas de natalidad.

El puente sobre el río Ulla, construido en el mismo lugar donde estuvo el romano, ha dinamizado las comunicaciones entre ambas márgenes de la ría de Arousa.

CULTURA, MONUMENTOS Y TURISMO

El símbolo emblemático de este municipio lo constituyen las llamadas Torres del Oeste (declaradas Monumento Nacional), que están situadas cerca de la desembocadura del Ulla; hoy sólo quedan restos de dos de las siete que hubo originariamente. Las torres están separadas por una distancia de unos 20 metros, y unida a una de ellas está la pequeña capilla de Santiago, con una imagen del apóstol.

Molinos de viento, utilizados antiguamente para moler cereales.Sobre el origen de estas torres hay diversas hipótesis. Algunos sostienen que son de origen romano, llamadas antiguamente "Turris Augusti", cuya finalidad era la de defender la ría y el paso hacia la antigua y floreciente Iria Flavia (Padrón). Según dicen otros, en las cercanías del emplazamiento actual de las torres existía una población que tenía el privilegio de acuñar moneda. También hay quién afirma que estas torres fueron inicialmente unos faros de construcción fenicia, luego aprovechados por los romanos para erigir una fortaleza en honor de Augusto.


Sea como fuese, e independientemente de su origen y finalidad inicial, está documentada su utilidad como torres defensivas contra las invasiones de pueblos, siendo reconstruidas y Un barco de recreo visitando las Torres do Oeste. reforzadas en varios momentos a lo largo de la historia. Con la pérdida de su carácter defensivo fueron abandonadas constituyendo una interesante ruina histórica.

En la parroquia de Catoira, en lo que en otra época fue el Camino Real de Vilagarcía a Santiago, se conserva un puente medieval de dos vamos con bóvedas de sillería.

Hasta no hace no muchos años existía un balneario que explotaba un manantial de aguas medicinales. Este balneario está hoy en recuperación, pues cuenta con agua sódico-radioactivas y sulfídrico-sulfurosas, que dado sus propiedades curativas y la creciente demanda de este tipo de aguas, se estudia su próxima rehabilitación

FIESTAS

El desembarco vikingo, el primer domingo de agosto. Foto de La Voz de Galicia.El primer domingo de agosto tiene lugar la llamada "Romería Vikinga", declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, un reconocimiento que en Galicia sólo tiene también el Apóstol de Santiago y en el resto de España distingue a eventos como el Carnaval de Canarias, el Rocío, la Feria de Abril o el San Fermín. Son miles de personas las que se apiñan en torno a las Torres del Oeste para presenciar el desembarco de los "vikingos", encarnados en jóvenes del municipio, que sobre un "Drakar" (nave vikinga reproducción escrupulosa de los planos de un "drakar" que se encuentra en el museo vikingo de Roskilde, en Dinamarca) y ataviados como los vikingos, con sus cascos y cuernos, simulan el ataque y desembarco que estos pueblos nórdicos realizaron hace ya un milenio.

Entre las fiestas parroquiales, destacan las que se celebran a mediados de julio en Catoira; en agosto en la parroquia de Oeste y en julio en la de Dimo, ambas en honor de San Antonio.

 

 Un poco de historia
 El escudo
 Fotos de hoy
 Fotos de ayer