Boiro

lariadearosa.com
ahora también en

Vista aérea de Cabo de Cruz, en el municipio de Boiro.


Este municipio de las Rías Baixas, que está situado en la vertiente meridional de la Sierra del Barbanza y en la margen derecha de la ría de Arousa, tiene una superficie de 86,2 km2, y una población de 19.165 habitantes (2012). Por su situación y la similitud socioeconómica forma junto con otros municipios de la ría, la Comarca Norte de la ría de Arousa.

Los ejes de comunicación son la carretera C-550, en el tramo Padrón-Ribeira y la vía rápida del Barbanza.


 
Boiro tiene ocho parroquias: Abanqueiro, Bealo, Boiro, Castro, Cespón, Cures, Lampón y Macenda. El puente entre Catoira y Rianxo lo acercó por tierra a la otra orilla de la ría y a las ciudades más dinámicas de la Galicia Sur.
 



La densidad de población des elevada (195 hab./km2), estando la mayor parte de la población en la franja litoral, donde se formó una conurbación lineal de asentamientos que organizan un importante eje demográfico y económico, con una red urbana policéntrica, en la que Escarabote, Boiro, Cabo de Cruz y Abanqueiro son algunos de los núcleos más importantes.

DESCRIPCIÓN GEOGRÁFICA

Boiro tiene dos claras unidades de relieve: el bloque del Barbanza y la franja costera. Una red de fallas afectó a toda la zona, dando lugar a una serie de valles, transversales a la costa, en línea de fractura. Los principales son dos: el del río Coroño, en el sector occidental, y el del río Grande y Beluso, en el oriental. Lo más destacado de la costa es la península de Cabo de Cruz, que separa la Ensenada de la Merced, con atractivas playas (Barraña, frente al núcleo de Boiro, o Tarmuiña), de la de Rianxo, en donde Mañón, Agañán o Abanqueiro también son playas destacadas.

Una playa del municipio con la Curota como telón de fondo.
La posición de Cabo de Cruz en la ría dio lugar a que, en el pasado, fuera punto del itinerario que hacían las motoras entre La Puebla y Vilagarcía.

Los caracteres topográficos condicionan el poblamiento, de tal modo que los principales núcleos de población se sitúan en la costa y en los valles dejando, prácticamente despoblado el interior montañoso.

Como en todas las Rías Baixas el clima de la zona costera es de inviernos muy suaves (9'3ºC en el mes más frío) y veranos cálidos (21'1ºC en julio), aunque debido a su posición que le hace recibir los efectos de la situación de suroeste, las precipitaciones son elevadas. En la zona montañosa las temperaturas descienden notablemente (19'2ºC en julio y 7'2ºC en enero), y las precipitaciones tienen un gran aumento por los efectos de la altitud y de la pantalla pluviométrica de la sierra.

CULTURA, MONUMENTOS Y TURISMO

Entre las rutas de interés están las cataratas o fervenzas de Cubelos y la cima del monte Iroite, desde la que se observa una panorámica de las rías de Muros, Noia y Arousa. Construcciones rurales típicas son los palomares con cubiertas en forma de herradura.

Fervenza (cascada) de Cadarnoxo, que desciende desde la Serra do Barbanza hacia el mar de Arousa.Como en todo el Barbanza, los restos megalíticos son muy importantes; prueba de ello es el conjunto de los Castros de Neixón (Cespón), situados escalonadamente desde la costa hacia el el interior; entre ellos aparece un cromlech. Hay restos de una calzada romana desde Coto da Moureira hasta Cubelos, Cures y Enseño.

Dentro de la arquitectura religiosa, tenemos las iglesias de Abanqueiro, Lampón y Cespón que son de estilo románico, la de Cespón con algunos añadidos de los siglos XVII y XVIII. También en Cespón puede verse un interesante cruceiro triple.

Son dos pazos los que se conservan: en Agüeiros, el Pazo de los Piñeiro, Marqueses de Bendaña y Condes de Canillas y, cerca de la orilla de la ría están las Torres de Goiáns, pazo reconstruido en el siglo XVI por Domingo de Andrade.

El principal atractivo turístico es el de las playas como las de Barraña, Mañóns, Rebordelo, Agañán, Fontela, etc. En época estival, el municipio recibe una importante población flotante que se instala, predominantemente, en las zonas de playa.

En el año 2005 han sido las playas de Carragueiros, Barraña y A Retorta las que han recibido la Bandera Azul de la Unión Europea.

El turismo se dibuja como un nuevo eje económico y aprovecha el atractivo de las playas, la benignidad del clima y la belleza paisajística. Hostelería, campings, campamento juvenil, comercio y servicios, emplean al 35% de los activos.

FIESTAS

En la villa se celebran las Fiestas de Verano y la Feria de Muestras (Boiromostra) en julio; As Festas do Mexilón, con mejillonada y sardiñada, en agosto. Destacan además San Ramón de Bealo en agosto, y la procesión de Nuestra Señora del Carmen, con gran sabor marinero en Cabo de Cruz.

En verano, las calles y terrazas de la ciudad están muy animadas.

 

 Un poco de historia
 El escudo
 Fotos de hoy
 Fotos de ayer

 Mapa